A mi dulce mamá

MAMÁ 

 

¡ Mira ! Las palabras inocentes me han

rejuvenecido al fin

y como en otro tiempo las lágrimas brotan

de mis ojos.

Y recuerdo los días hace mucho pasados

y la tierra nativa vuelve  a alegrar de nuevo

mi alma solitaria

y la casa donde crecí un día con tus

bendiciones,

donde, alimentada con amor, muy pronto

creció la niña.

Ah, cuántas veces pensé que yo te

reconfortaría.

Cuando a mi misma me veía obrar a lo

lejos sobre el vasto mundo.

Mucho intenté y soñé, y me he llagado el

pecho

a fuerza de luchar, pero hareis que yo sane

¡queridos míos! Y aprenderé a vivir como

tú ,madre, mucho tiempo;

es piadosa y tranquila la adultez.

Vendré a tí : Bendice ahora a tu nieta una vez más,

Que, así, el hombre mantenga lo que de niño prometió.

 

 Hôlderlin 

   

Una respuesta to “A mi dulce mamá”

  1. Es muy hermoso este poema…pero creo q soy la mas chiquita de esas estrellas… y tengo brillo porq Dios asi lo quiso… y con ese brillo cobijo a los seres q mas amo!… tal vez algún dia, cuando esté en esa estrella, lean con los ojos del alma cuánto los amé…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: