La máscara

 

Persona quiere decir máscara, y cada uno de nosotros tiene muchas.

¿Hay realmente una verdadera que pueda expresar la compleja,

ambigua y contradictoria condición humana?

Siempre es terrible ver a un hombre que se cree absoluta y seguramente solo,

pues hay en el algo trágico, quizás hasta sagrado, y a la vez horrendo y vergonzoso.

Siempre llevamos una máscara, que nunca es la misma

sino cambia para cada uno de los lugares que tenemos asignados en la vida:

la de profesor, la del amante, la del intelectual, la del héroe, la del hermano cariñoso.

Pero qué máscara nos ponemos o que máscara nos queda

cuando estamos en soledad, cuando creemos que nadie nos observa, nos controla,

nos escucha, nos exige, nos suplica, nos intima, nos ataca?.

Ernesto Sábato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: