Rodolfo Otero – El Secreto del Torreon Negro

Esperaba.
Esperaba en la oscuridad. Esperaba desde el fondo de siglos.
Procuró sentir una vez más. Recibir una señal. Sabía que sería tan tenue como el resplandor de un rayo de sol a través de una hoja. O en un panadero flotante en el aire.

Y ese día…

Había algo.

En el rumor de la rompiente. En las conversaciones lejanas de las gaviotas. En el viento salado cuando susurra en los árboles de la isla. Algo capaz de planear sobre el mar y volar sobre las arenas de la playa blanca.
Algo capaz de atravesar la oscuridad y quebrar el encierro.
Algo capaz de devolverle la libertad.

Tal vez la larga espera iba a terminar.

Tal vez…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: