El gran anuncio de la estrella

 

Hoy la Iglesia celebra la Epifanía para recordar la Manifestación del Señor a todos los hombres con el relato de los Magos de Oriente que nos narra el Evangelio (Mt 2, 1-12). Estos hombres que buscaban ansiosamente al Mesías simbolizan la sed que tienen los pueblos que todavía no conocen a Jesús.
La Epifanía, en este sentido, además de ser un recuerdo, es sobre todo un misterio actual, que viene a sacudir la conciencia de los cristianos dormidos.
Para la Iglesia, constituye un reto misional: o trabaja generosa e inteligentemente para manifestar a Cristo al mundo, o traiciona su misión. La tarea esencial e ineludible  es trabajar para llevar a Cristo a todos aquellos que no lo conocen.
La llegada de los magos, que no pertenecen al pueblo elegido, nos revela la vocación universal de la fe. Todos los pueblos son llamados a reconocer al Señor para vivir conforme a su mensaje y alcanzar la salvación.
La descripción que hace el Evangelio de la llegada de los magos a Jerusalén y luego a Belén, la reacción de Herodes y la actuación de los doctores de la ley, encierra una carga impresionante de enseñanza.

“Unos hombres extranjeros que siguen el camino indicado por la estrella, para adorar al recién nacido Rey de los judíos”.

“Los conocedores de las Escrituras en Jerusalén que quedan indiferentes ante aquella luz del cielo, que anuncia el acontecimiento esperado por siglos”.

“La envidia del rey Herodes ante el temor de que surja un rey "mayor" que él”.

El nacimiento de Jesús en Belén hace realidad lo que anunció el profeta Isaías: la luz de las naciones brilla como antorcha de la Justicia para los pueblos pobres. El proyecto de justicia empieza a adquirir consistencia en esta ciudad, cuna del rey justo y hace mucho que el pueblo esperaba un nuevo descendiente de David que trajera justicia a los oprimidos. La estrella anuncia que ese sueño se hizo realidad: Hay en Israel un nuevo rey, un niño-rey que ha alborotado toda ciudad y la casa del injusto y del usurpador Herodes. Los injustos no duermen tranquilos… y hacen de todo para apagar la estrella de justicia que brilla a pesar del injusto que dominaba al pueblo.

Los magos que representan todos los pueblos que esperan la Justicia están atentos a los signos de los tiempos y descubren que ha llegado el tiempo de la redención, pues la estrella brilla para los pueblos que esperan su liberación. Jesús se manifiesta a la historia como un rey justo, un rey que hará justicia a los oprimidos, marginados y pobres (Sal 72). Es que el Proyecto de Nuestro Señor tiene dirección fija y sujetos privilegiados: es para aquellos que quieren luchar para que en el mundo brille la estrella de la justicia…………………………

 

 

Servicio Biblico Latinoamericano

Una respuesta to “El gran anuncio de la estrella”

  1. MARIA DE LOS ANGELES Says:

    muy bueno!!! Ideal para mi space!!! Y q lindas todas las poesias q publicas, realmente me encantan, porque ademas de lindas, difundes a muchos poetas q muchos estan un poco olvidados …Beso grande y sige asi!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: