Persecución

 

Llevaba el libro apretado bajo el abrigo,
escondiéndolo como podía en semejante lugar,
mientras apretaba el paso por las viejas calles del puerto
volviendo con recelo la cabeza a cada instante.
Ventanas sombrías y furtivas de tambaleantes casas de ladrillo
espiaban extrañamente mi paso apresurado,
y al pensar en la que cobijaban ansié violentamente
una visión redentora de puro cielo azul.

 

Nadie me había visto cogerlo… y sin embargo
una risa hueca seguía resonando en mi aturdida cabeza,
dejándome adivinar qué mundos nocturnos de maldad
acechaban en aquel volumen que había codiciado.
El camino se me hacía extraño, los muros demenciales…
y a mi espalda, en la distancia, se oían pasos invisibles.

Lovecraf

Versión de Juan Antonio Santos y Sonia Trebelt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: