Benedictus, qui venit in nomine Domini…

 

      "Benedictus, qui venit in nomine Domini

 

Al escuchar estas palabras, llega hasta nosotros el eco del entusiasmo con el que los habitantes de Jerusalén acogieron a Jesús para la fiesta de la Pascua. Después de decir: "Pleni sunt coeli et terra gloria tua", añadimos: "Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis".

 

En este himno, se exalta a Dios "tres veces santo", luego se expresa la alegría y la acción de gracias de la asamblea por el cumplimiento de las promesas mesiánicas: "Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosanna en el cielo!".

Nuestro pensamiento va, naturalmente, al pueblo de la Alianza, que, durante siglos y generaciones, vivió a la espera del Mesías. Algunos creyeron ver en Juan Bautista a aquel en quien se cumplían las promesas. Pero, como sabemos, a la pregunta explícita sobre su posible identidad mesiánica, el Precursor respondió con una clara negación, remitiendo a Jesús a cuantos le preguntaban.

El convencimiento de que los tiempos mesiánicos ya habían llegado fue creciendo en el pueblo (..) gracias a las palabras y a los signos realizados por Jesús y, de modo especial, a causa de la resurrección de Lázaro.

Hasta entonces Jesús se había negado a que lo proclamaran , pues la gente esperaba de su Mesías un “liberación” muy diferente de la que el Señor les traía. Pero en ese momento en que la misión de Cristo estaba por llegar a su término , llegó la hora de definirse públicamente: Él es el Enviado de Dios y no habrá NADIE más después de El”

 

 

Jesús era el Enviado de Dios a todos  los hombres , pero se presentó primero como el Salvador del pueblo Judío. Y vino justamente cuando el pueblo necesitaba ser salvado , porque las cosas andaban muy mal.

Los profetas habían anunciado a este rey pacífico que visitaría a su pueblo , no en caballo como los militares , sino es un burro , como la gente que no llevaba armas (za 9,9)El entusiasmo de los galileos , si bien conmovió a la ciudad , no por eso la arrastró. Realmente los judíos no pensaron que su Salvador se presentaría de forma tan humilde . Vino a los suyos pero los suyos no lo reconocieron y los mismos galileos que le hicieron su entrada triunfal, renegaron luego de Él.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: